12/1/’98

Me levanto en la mañana
borracho y entumecido
siento la resaca
de no estar contigo.
 
Saco de mi bulto
(que es una pequeña mochila de cuero)
un lápiz
y una libreta donde escupir mi desconsuelo.
 
Inspirado por el ron
y un panti turquesa
me perderé de nuevo en mí
explorando esta tristeza.
 
La soledad es un cuento
del que agoto las opciones.
 
La libertad es un juego
que solo entiende algún solitario
que inventa razones.
 
El eco de tu voz
me invita a hundirme en mi mediocridad
llorando inspiración
abriendo mis venas pa’ dejarte salir
¿Y quién sabe?
puede que hoy vuelva a creer en mí.
 
Arrastrando los pies llego al baño
me miro en el espejo
y solo me veo a mi…solo.
 
Tomo una Gillette
y la hundo en mi piel
tan solo pa’ sentirte otra vez.
 
Ahora dependo de un sueño pequeño
pa’ sentirme bien
entre tú y ella
me van a deshacer
una navega en mis venas
la otra derrite mi piel.
 
Y yo como siempre me embriago
con el licor del ayer
recuerdo espasmos
y besos que nunca daré.
 
Así que puede que siga frente al espejo
sin saber qué hacer
en una mano un lápiz
en la otra la Gillette.
                       12/1/’98
                       Rodrigo

 

Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en "Cuendo Vuelva a Salvar el Mundo", 1998, poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s