8/1/’00

No me faltes nunca.
 
No me faltes en las piedras que encontraré al andar
no me faltes en las sombras que me cobijarán
cuando la promesa de tu ausencia me haga temblar…
…pero no me faltes.
 
No me faltes en la vellonera que ensucia el silencio
en un impuro grito de realidad
no me faltes en la botella que lleva en su fondo
la cura a esta crisis racional.
 
No me faltes en las mañanas que despertaré sin ti
ni me faltes en la navaja que abrirá mi piel
para sacarte de mí.
 
No me faltes en el horizonte que cuelga lánguido
en un inmenso suspiro
no me faltes en nada
ni siquiera en el miedo que controla mis manos
y como locas van a por ti.
 
No me faltes en las páginas que adornan mi sufrir
no me faltes
que date ahí
metida en lo más profundo de este verso
que hice solo para que pudieras sentir
lo que yo siento cuando te digo
“no me faltes”.
 
Pero no me faltes ni siquiera en las dudas
que como todo poeta/amante
tendré al sentir
tan obvio el fin.
                                      8/1/’00
                                      Rodrigo
Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en "Dandole una oportunida al cuero o La necesidad se adueña del poeta", 2000, poemas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 8/1/’00

  1. AVEMARIA MI ROLY QUE BELLA POESIA…SACASTES TODA TU INSPIRACION DE POETA…

    Me gusta

  2. ME ENCANTO!!!!!! 🙂

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s