3/9/’05

Se que ni te enteras
pero muero cada día
reinventando agonías.
 
Y sumido en la pereza
de saberte siempre dispuesta
pierdo las apuestas
que hice cuando no tenía
tu sonrisa a cuestas.
 
¿Ya ves lo que pasa?
cuando juegas a la caza
con un animal que en la panza
solo lleva tres resacas
y la prisa de quien piensa
que todo es poesía.
 
Si sigo cómplice de lo que miento
es porque sigo vivo
y aún no me arrepiento
pero cuánto lo siento
por cada suspiro que tiento.
 
Porque de noble
¡ni las canas!
porque las dagas si las llamo
aún me responden
y de esconderme siempre me hallan.   
                3/9/’05
                Rodrigo 

Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en 2005, poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s