8/19/’10

Era solo un niño soñando humedad
saliva en la mano
y una página arrancada de Cosmopolitan.
 
Imaginando cosas
sin saber en qué pensar
¿cómo visualizar
lo que nunca has podido tocar?
cosas de esa puberta edad.
 
Con los años llegó
(sin saberlo buscar)
el primer beso
la primera maldad
y aquel brazier
que nunca pude soltar.
 
Pantis mojados
erecciones desperdiciadas
y aquella nena
que sabía más
de lo que aceptaba.
 
Y al fin
llegó la primera vez
y como era de esperarse
no tenía idea de qué hacer.
 
Seguía siendo un niño
y ella también
pero lo intentamos tantas veces
que al menos una
debe haber salido bien.
                     8/19/10
                     Rodrigo
Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en "...y mi cara huele a ti", 2010, poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s