2/27/’11

Escuchando un tango
pero de esos de Melingo
casi
    casi
        casi me rindo
me rindo ante el olor
y el sabor de una noche
de una de esas noches
en que lo di todo
o casi todo por un roce
un roce de sus tetas
con la caja de mi voces.
 
Escuchaba aquel
aquel de “Sin Luna”
cuando recordé
que como esas tetas ninguna
una fuerte admisión
pa’ este poeta
que de jugar solo juega
mas abajito
abajito de la cintura.
 
Y ya que ando entre recuerdos
entre recuerdos ando
de olores y sabores
recuerdo también
también un respiro
pero de esos
de esos que parecen al tabique
entrarle entrarle a tiros.
 
Recuerdo también
el sabor amargo
el amargo sabor del sudor
que en el ombligo
me estaba guardando
ese mismo ombligo
que al rato de mi
de mi se iba desbordando.
 
Ahora me la paso
como un loco cantando
me la paso cantando un tango
pero de esos de Melingo.
                           2/27/’11
                           Rodrigo
 

Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en "Blasfemo y Desvariado", poemas. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a 2/27/’11

  1. Antonia González Figueroa dijo:

    ¿Y el ombligo era hondo o llanito?

    Me gusta

  2. cristina burset dijo:

    AVEMARIA ESE TANGO ESTA QUE ARDE…:))

    Me gusta

  3. cabaret dijo:

    baila usted tango, sr. rodrigo?

    Me gusta

  4. Lady blue dijo:

    Creo que encontré un pedazo tuyo en buenos aires…

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s