9/18/’11

Había un mar
y todo un mundo por descubrir
retozando entre tus piernas
…y entre las mías un navío
profano
            impío
que quiso ser tuyo
porque nunca fue mío.
 
Cual estrella polar indicando camino
tu nervio hinchado resbalaba entre tu soledad
y mi mástil frío.
 
A tantos nudos
como nos permitieron los pulmones
acortamos distancias
entre tus miedos y mis pasiones
y así
en sudorosas discusiones
eché por la borda tus “no quiero
cual débiles polizones.
 
Bebiste de ti
bebiste de mi
suplicaste por mi sangre
…bebí de ti
bebí de mi
solo para calmar tu hambre.
 
Y con la locura que causa
estar desnudos a la merced del sol
nos entramos a golpes
tratando de dejar de ser dos.
 
Rompiendo el silencio con un grito
perdiste a mis pies la fe
entregándote a mí sagrado rito
confesándome de espaldas
que tu nuca me mintió
y que tus nalgas ya no reflejan la luz del sol.
 
Pero siendo la culpa mi único pecado
me deshice de ti
dejándote en otro puerto
con nueva religión
y medio mes de sueldo como legado.
9/18/’11
Rodrigo

 

Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en "Desde el Exilio...(me gusta decir)", 2011, poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s