12/18/’11

…y deja un beso mal puesto
para ver quien te lo roba.
…y niégale tu edad al tiempo
como quien le niega al reloj una hora.

 

Déjate saber en los sueños
de quien se sabe en tus pesadillas
deja tu humedad al descubierto
aun cuando no dejes ver tus rodillas
se un regalo para los ojos
de quien te presta verdad
cuando te regala saliva.

 

Pero no dejes que tu ombligo sepa jamás
donde escondes los dedos
cuando el aburrimiento y la soledad
se ven al espejo del desconsuelo.

 

Y déjale pues las puertas abiertas al amor
y las ventanas a la poesía
que si a algo has de tenerle miedo
témele a todo aquel que no se ría
cuando tu lengua invente juegos
como los que inventa a veces la mía.

 

Y si alguna noche te pido un secreto
déjame saber lo que jurabas yo ya sabia
eso que solo sabe la madrugada
eso que en tu espalda nunca se enfría
y yo te dejaré dos besos y un “te quiero”
junto a los versos
que te debo todavía.
                                                12/18/’11
                                                Rodrigo
Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en "Desde el Exilio...(me gusta decir)", 2011, poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s