2/3/’12

… y me aflojas la correa
y te halo del pelo
y no somos bestias
ni estamos en celo
somos solo carne
a la merced de nuestro propio fuego.
 
… y aunque nunca has rezado
ni se te conoce por sumisa
recibes mi peso
cual el que nunca falta a misa.
 
… y moviéndome  de espacio
pero respirando de prisa
me hago tuyo
colmándote de risa.
 
Ya mi lengua te dirá
lo que solo por descuido
(jamás olvido)
olvidaron hacerlo mis dedos
y mis dientes te recordaran
que a la cama no se llevan los complejos.
 
Darle nombre a la humedad
es un gran compromiso
y cada cama es un altar
donde no se predica el miedo
y la espalda nunca es responsable
por lo que el pecho hizo.
 
Caricias furtivas
en un lecho alquilado
gemidos
               suspiros
secretos compartidos
sudor
          espasmos
semilla derramada
y la maldita condena de jurarnos luego
que aquí no ha pasado nada.
                                              2/3/’12
                                              Rodrigo
Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en "Deconstrucción o Alguien me Debe un Final Feliz", 2012, poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s