9/18/’12

No existimos. Solo somos las voces en la cabeza de un esquizofrénico con complejo de dios. No hay destino. Solo los degenerados impulsos suicidas de un puberto con agorafobia que en su miedo solo puede imaginar lo que seria una vida normal más allá de los muros de su propia conciencia. Somos solo impulsos, impulsos eléctricos de un cerebro en mal función dentro de una cabeza falta de un tune up.
 
Pero como explicarle todo esto a Trixie. A Trixie que solo piensa en lo que esta sintiendo. Como hacerla entender que no siente nada. Que no siente el placer que esta sintiendo. Que ese gordo barbudo no esta ahí debajo de ella. Que mientras ella se contonea y retuerce sobre sus caderas el tampoco siente nada. Yo no siento nada. ¿Cómo voy a sentir algo si no existo?.
 
“Te voy a comer las tetas”
¿Por qué dije eso? ¿Qué estará haciendo Joaquín? Joaquín, creo que se llama Joaquín. El esquizofrénico con complejo de dios se llama Joaquín. Ese puberto con agorafobia debe de ser un pervertido para hacerme hacer lo que hago. Para hacerme voltear a Trixie boca a bajo en la cama y en vez de comerle las tetas comerle el culo sin invitación alguna. ¿Por qué Joaquín estará pensando en sexo anal a las ocho y trece de la mañana cuando debería de estar en la escuela? Quizá viva en Sydney. Quizá Joaquín es australiano. Allá deben de ser ya como las diez de la noche.
 
Con arrebatadora incontrolable violencia entré en Trixie. A juzgar por sus gritos le ha de haber dolido mucho. Pero le gusta. Se que le gusta. Si no le gustara, ¿por que pone su mano en mi cadera intentando controlar el ritmo con el que entro y salgo de su culo? ¿Por que no deja de besarme? ¿O acaso solo quiere que beba sus lagrimas? ¿Por qué Joaquín la hace hacer eso?
 
Me distraje. No detuve la contra natura. Pero demostrando que soy capaz de entretener diferentes pensamientos a la vez dejé ir mi mente. “Debí de haberle pedido sabanas extra a la cocola esa que nos cobró  el motel. ¿Dónde dejé los calzoncillos que no los veo? Espero que haya suficiente jabón en el baño, jabón chiquito. Odio el jabón chiquito”. Es increíble como Joaquín es capaz de tales malabares de multitasking. Mientras me perdí pensando babosearías no escuché cuando le dije a Trixie: “me voy a venir, ¿dónde lo quieres?. No escuché cuando ella me contestó: “no lo saques, lléname toda”.
 
Al parecer fue un buen polvo. Aquí estamos los dos tirados en la cama mirando nuestros sucios sudados cuerpos en el espejo del techo. Estamos sin aire. Estamos satisfechos.
“ay dios mío”. Entre suspiros dijo Trixie
“Joaquín, se llama Joaquín amor”
¿quien es Joaquín?  ¿de que hablas?
“nada, no me hagas caso? ¿me pasas el calzoncillo?
                                                                                 9/18/’12
                                                                                 Rodrigo
Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en "Comebebechingavive", 2012, desvarios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s