1/27/’13

La vida es solo una sucesión de accidentes
dominós siendo atacados en toda dirección
un sarcasmo que tanto se extiende
hasta que termina siendo la única razón.
 
Aunque las victorias nunca triunfan
ante lo que el fracaso le hace al corazón
yo las celebro todas y cada una
como la Hepburn se disfruta su tiempo al timón.
 
Se que no tengo remedio
se muy bien por que no confío en dios
y se que a los hijos del imperio
se les apagará también el sol.
 
Porque cargo la mía y tu cruz
y solo me quejo de la corona de espinas
tanta sangre en los ojos
no me dejó verte cuando te desvestías.
 
No reniego de complejos
ni justifico manías
le doy de que hablar a los espejos
convenciéndolos casi del todo
de lo poco que han hecho en sus vidas.
 
Dejo que me beses el cuello
como la miseria lo hizo de cuando en vez en mi vida
dejo también de un lado el misterio
y me enfrento a pecho con mi cobardía.
                                                               1/27/’13
                                                               Rodrigo
pyblhtemafdaacw
Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en "Dime Algo Bonito (extraños juegos)", poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s