12/25/’13

Nunca dejé de sentirme solo
nunca aprendí a vivir fuera de una canción
y cuando al fin llegué a verme sobrio
al espejo tampoco le gustó lo que vio.
 
No haré alarde de sacrificios
que para eso hay que creer en dios
me pasaré de largo el paraíso
que la calma no esta hecha
para hombres como yo.
 
Hay iglesias que solo se llenan los domingos
las putas y los yonquis
nunca mienten al pedir perdón 
solo confié en los besos y en las babas
dados a oscuras (nunca a escondidas)
tras las puertas de un signo de interrogación.
 
Fui tan manso como los abrazos que les daba
tan salvaje como lo ameritó la ocasión
a todas les dije que las amaba
y de todas solo una jamas me amó.
 
… y es que soy un adiós que no se perdona
soy el abrazo que oculta una traición
soy la resignación a lo perdido
y la tregua que solo engaña
a la bandera blanca que la exigió.
                                               12/25/’13
                                              Rodrigo
ycplcdcedavamp
Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en "Souvenir" (Corrientes 915), poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s