4/18/’16

Todos sus besos fueron de despedida
todos los míos suplicaban el mismo perdón
pero cuando todas las puertas son de salida
no hay paz que encontrar en la redención.

Otro abril cavando trincheras
esta
mucho mas llana que la anterior
ya pronto sólo escarbaré la tierra
para enterrar el último hueso que me dio.

Sobreviví la gran tormenta
de nuestro Vietnam nadie se salvó
aún así insisto con vehemencia
que en sus pesadillas el malo nunca fui yo.

El problema de coleccionar cicatrices
es que todas responden a un mismo dolor
por eso doy nombre a las mías
aunque nunca las llame a viva voz.
4/18/’16
Rodrigo

NGS3475 163A

Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en "Canas y Cicatrices", 2016, poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s