7/6/’16

… y el único adiós fue dado
el día en que nos conocimos
y casi
casi nos comimos.

Entre “algo que duela”
y eso de nunca negarme al pecado
tu probaste mi sangre
y yo tu rubor más salado… sagrado.

En los pliegues de la carne
cargamos lo más sucio del pasado
de ese aún ajeno suelo
bautizando a sudor y leche
la exclusividad de nuestro nuevo pedacito cielo.

A falta de cama rompimos ventanas
a falta de cortinas olvidamos el pudor
y tu
anfitriona amable
nunca dejaste de ahogarme en agua
entre cervezas calientes
y besos a buche tras buche de ron.

… y entró la mañana por la ventana de hojas rotas
y rotas mis rodillas se sumaron al dolor
al dolor que entre tiriteo y cosquilla
reclama por las bragas (también rotas)
y el recurrente misterio
de perder las medias y el pantalón.
7/6/’16
Rodrigo

vucdpr

Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en "¡Goldo Canalla!... por Bellerco y Las Auras Tiñosas.", 2016, poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s