3/11/’17

Soñé con aquel fuego
el que limpió de sangre las cortinas
soñé con fuego y contigo luego
y como de costumbre
no tenía idea alguna de lo que decías.

Gané siempre a la generala
me diste pelea hasta sangrar sobre la ouija
y es que de tocar fondo
que sea el de una botella de espíritu suicida
que corrí tras el destino
y me distraje sobre tus nalgas entumecidas.

¿Recuerdas aquel pecado?
el que inventamos el día del bautismo de mi sobrina
yo era un borracho afortunado

quien único entendió aquel chiste malo
y en vez de reír dijiste: ¿a dónde nos vamos?
… antes de que Ella y Louis terminaran su canción
ya mojabas mi mano y yo me cantaba enamorado.

Soñé con aquel fuego
el que arde todavía.

     3/11/’17
     Rodrigo

dapmelc

Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en "Canas y Cicatrices", 2017, poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s