1/30/’18

Tu sentenciosa doble moral
nunca te permitirá aprender a pedir perdón
y mirar luego a mi cielo
(que siempre fue tuyo) y echarte a volar…
casi hasta pena me das.

… y es que en tus tristes ladridos
y en tus alas rastreras
se puede leer el cuento de aventura y morbosidad
que es vivir con miedo a la vida entera.

En comuna se apilan las horas
de tu dulce vida en el calvario
los días pasan sin demora
y tu que aún no gozas
el clímax de tu castigo…
eso será a la suerte
todo lo que se pueda ser
entre épico y legendario.

Si haz de formar costumbres
que la resignación sea una de ellas
da por echo lo pasado
pasa el taco
baja el buche…
sabes bien lo que en el mañana te espera.
           1/30/’18
           Rodrigo

odfuy

Anuncios

Acerca de sincalma

Tengo una boca y la se usar lo se por que se mentir...
Esta entrada fue publicada en "Canas y Cicatrices", 2018, poemas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s